Hormigón impreso en Lozoya

El hormigón impreso en Lozoya es una forma de pavimentación de hormigón que puede ser texturizada y pintada de varias maneras después de recibir un tratamiento particular para mejorar la estética de la zona. Sin embargo, tiene la capacidad de mantener la resistencia y la dureza natural que posee este material.

Gracias a que las numerosas plantillas utilizadas para el texturizado pueden adoptar las formas que se deseen, es posible emular alternativas estéticas como el terrazo, la madera o la cerámica utilizando este material. Como resultado, puede tener una superficie duradera y de alta calidad a un coste menor.

Las distintas etapas del hormigón impreso

Para adquirir los distintos diseños, se debe seguir tres pasos principales al momento de la aplicación. Por lo tanto, es necesario acotar que, cada uno de los cuales es necesario para obtener los mejores resultados y la durabilidad necesaria. Estos son los pasos importantes que los profesionales del Hormigón impreso en Lozoya realizan:

El tono primario

Para empezar, se aplica el color base, que proporcionará el aspecto natural del material imitado. Esto se consigue pulverizando un color endurecido en polvo sobre el hormigón normal. Esta operación, sin embargo, puede hacerse de dos maneras. La primera consiste en colorear la superficie cuando aún está en estado plástico. El segundo método consiste en incluirlo en el hormigón durante el proceso de mezclado para que se distribuya por igual en toda la superficie.

La coloración final

Ahora es el momento de aplicar la coloración final, que mejorará el tono, añadirá textura y le dará un aspecto más detallado. Esta etapa, al igual que la anterior, puede hacerse de dos maneras: el color puede ponerse en polvo o en forma líquida.

Sin embargo, el tinte en polvo es el proceso más utilizado, debido a que solamente requiere una única aplicación en toda la superficie antes de comenzar la impresión. Para transferir el tono, el tinte líquido debe inyectarse en los moldes antes de la impresión.

El estampado viene en último lugar

Básicamente, consiste en presionar cada uno de los moldes en la zona texturizada. Ahora puede construir magníficos mosaicos seleccionando entre los distintos patrones geométricos disponibles. Normalmente, se eligen moldes con aspecto de pizarra, azulejos, lozas o madera.

¿Cómo mantener el buen aspecto del hormigón impreso?

Aunque sus características de resistencia y duración lo convierten en un material de bajo mantenimiento, es necesario tomar algunas precauciones para garantizar una larga vida útil. Por lo general, hay que hacer modificaciones frecuentes para refrescar los tratamientos de la superficie, debido a que existe una mínima posibilidad de que se produzcan desperfectos después de un tiempo determinado.

Por otra parte, la limpieza regular del hormigón impreso en Lozoya es necesaria para evitar que el hormigón se dañe. Limpiar con agua y una toalla seca es todo lo que se necesita para eliminar cualquier polvo o sustancia derramada.

Por último, este mantenimiento es el mejor método para proteger el trabajo realizado, porque las reparaciones por daños o roturas suelen ser bastante costosas porque requieren la colocación de todo el material de nuevo.