Hormigón impreso en Robregordo

Resulta imposible contar la cantidad de veces que, seguramente, has visto el hormigón impreso en Robregordo. Sin embargo, en muchas de esas ocasiones, seguro, no estabas al tanto de que se trataba de este material. Cuando es aplicado el tratamiento, los pigmentos y las formas, pueden imitarse perfectamente otros materiales.

Es una alternativa ideal, reúne todas las cualidades del hormigón tradicional, pero con la posibilidad de cambiar el aspecto rústico y ordinario del material clásico. Tienes completa libertad de hacer diseños únicos y personalizados, perfecto para quienes desean darle vida a sus hogares.

¡Te contamos como aplicar hormigón impreso en Robregordo!

Aunque es un procedimiento rápido, debe llevarse a cabo por profesionales con conocimientos avanzados en cada proceso, es necesario tener mucho cuidado durante la aplicación para tener las tonalidades y formas deseadas. Algunas de las herramientas indicadas para el proceso son las siguientes:

La mezcladora es indispensable

Para hacer la aplicación, primero, necesitas mezclar el cemento con el agua, arena o grava para obtener el hormigón. Existe la posibilidad de hacerlo de forma manual, pero el trabajo sería más tedioso, tardío y caro.

Con la mezcladora los trabajadores solo es necesario colocar todos los materiales con las cantidades indicadas de acuerdo al espacio donde se aplicará y ponerla a trabajar. Esto también conseguirá una mezcla más homogénea.

En algunos casos se usa una malla o barra

No siempre es un instrumento necesario, es una herramienta usada para colocar dentro de la mezcla cuando ya se ha vertido en la superficie donde trabajarán. De esa manera, lograrán un pavimento más duradero y fuerte.

La observarás, por lo general, cuando se aplica el hormigón impreso en Robregordo en zonas con mucho tránsito o donde se trabajará con  mucho peso, tal como los garajes.

La regla vibradora

Tiene una función básica, pero esencial, será usada para compactar y alisar el hormigón por medio de sus vibraciones. Los movimientos ayudan a quitar cuando imperfección que quede de la mezcla.

Los pigmentos y el desmoldante

Como es de esperar, es el polvo encargado de dar la tonalidad deseada al hormigón, su aplicación puede hacerse durante la mezcla o cuando se comiencen a transferir las formas de los moldes. Casi todos los trabajadores prefieren añadirlo mientras se mezcla para tener la misma tonalidad en toda la superficie.

Por su parte, el desmoldante es un polvo diseñado para evitar que los moldes se queden pegados al pavimento.

Los moldes y la resina

Para conseguir resultados fascinantes los moldes es el instrumento estrella, son los que permitirán hacer imitaciones de la madera, piedras, y demás materiales tradicionales. Casi todos son elaborados en plástico o silicón, eso ayudará a despegarlos con más facilidad.

Cuando se aplica el hormigón, mientras esté fresco, los encargados de la obra comenzarán a colocar los moldes en la superficie ejerciendo un poco de presión para transferir muy bien la forma, de ese modo el diseño y la textura quedará estampado por toda la zona.

Finalmente, la resina se aplica cuando el hormigón esté totalmente seco, es un líquido totalmente transparente encargado de aportar más dureza para proteger la impresión y añadir brillo a la superficie.