Hormigón impreso en Soto del Real

Rodearse de un revestimiento de piedra confiere prestigio y riqueza visual al entorno en el que se vive, una piedra que ya no se elige para las construcciones de edificios y los revestimientos de paredes, debido a su carácter estructural estático, sino por su aspecto estético y su efecto visual. Con el hormigón impreso en Soto del Real, se imprime una textura para satisfacer la necesidad de sentir la piedra en lo cotidiano a un coste modesto.

Características del hormigón impreso

El hormigón impreso en Soto del Real es un material de bajo mantenimiento tanto para la superficie como para el sustrato. También es ideal para el exterior, ya que no permite que la hierba crezca por las costuras, como puede ocurrir con los adoquines de exterior autoblocantes.

Como resultado del proceso de moldeado, este material desarrolla texturas únicas, adopta extrañas formas ornamentales y reproduce señales naturales de forma sofisticada y realista. Es fácil de trabajar en poco tiempo, tiene gastos económicos y puede utilizarse para crear patrones de superficies curvas y desiguales. Además, es robusto y resistente al agua.

Una de sus principales cualidades es que no le afectan las variaciones de temperatura y tiene resistencia a la carga, por lo que es ideal para climas severos o lugares cercanos al mar, donde la salinidad perjudica a las superficies deteriorándolas y desgastándolas. En esencia, se trata de superficies monolíticas, coloreadas y ornamentales, sin finas costuras por las que podrían colarse plantas o agua y dañar el suelo si se usan en el exterior.

Diferentes tratamientos

Hay varios tratamientos de superficie que pueden aplicarse, y varían según el tipo de molde o herramienta que se emplee. Por ejemplo, se puede espolvorear la superficie con sílice y tintes, y se puede utilizar una resina acrílica transparente para aumentar las propiedades de resistencia a las heladas, al musgo y al agua.

El hormigón impreso en Soto del Real, por ejemplo, es una superficie de hormigón monolítico que puede personalizarse con efectos estéticos de gran impacto, incluyendo una capa estampada con moldes de goma particulares para crear imitaciones de piedra, ladrillos, madera y baldosas, rosetas y calados. El resultado final es espectacular, con decoraciones que reflejan y duplican perfectamente la elegancia de los revestimientos tradicionales, a la vez que proporcionan un mayor rendimiento.

El suelo moldeado es extremadamente robusto, duradero, resistente al desgaste e incluso al paso de vehículos pesados; es monolítico, sin juntas, fácil de limpiar y libre de penetración de agua, moho, malas hierbas o musgo. El uso de una resina protectora hace que el suelo de hormigón sea resistente al aceite y la grasa, así como antiabsorción, antimoho y antipolvo.

Áreas de aplicación de los suelos impresos

El hormigón impreso en Soto del Real son sencillos de instalar, se tarda poco en colocarlos, tienen pocos gastos de mano de obra y son menos costosos que la colocación de un revestimiento de piedra real. Una vez construido el subsuelo, el suelo de hormigón estampado no requiere una solera estructural ni un muro de contención.

Es una opción ideal para emplear en carreteras, entradas, carriles de bici, aceras, zonas peatonales, porches, rampas de acceso a garajes, suelos para centros comerciales, hoteles, campings y parques de atracciones, zonas residenciales, etc.